VRAC Quesos Entrepinares 47-14 Sanitas Alcobendas

Comentarios desactivados en VRAC Quesos Entrepinares 47-14 Sanitas Alcobendas 69

Foto: Juan Carlos Rodríguez

Sin excusas. Ni en la victoria, ni en la derrota. El VRAC no veía oportuno disputar el partido y el imponente triunfo no hace cambiar de opinión. Se jugó, vaya si se jugó. El Quesos expulsó toda la rabia acumulada y demostró capacidad, sobre el césped y en el banquillo, para ser el equipo de las últimas temporadas. Un juego espléndido y una intensidad inmejorable hizo olvidar que enfrente estaba el verdugo de la Copa y de la primera vuelta.

El Quesos salió con ganas de mostrar una imagen completamente opuesta a la del último encuentro frente a los madrileños. A demostrar que si quiere, puede. Se puso el mono de trabajo y encarriló el encuentro desde el minuto 4 con un golpe pasado por Gareth Griffiths que premiaba una jugada de infinitas fases. Se quedaba con ganas de ensayar el VRAC, que no frenó en sus buenas intenciones y mantuvo una buena línea de juego y actitud. Así, un talentoso gesto de Gareth Griffiths generó una superioridad que permitió la combinación de Va´a Mailei con un enchufado John Wessel Bell, protagonista de los primeros minutos del partido gracias a sus arrancadas y su punta de velocidad.

Sin tiempo para celebrarlo y como aviso de que frente al Alcobendas no cabía ningún tipo de relajación, una transición ofensiva con juego en corto terminó con una letal pérdida que Arturo Íñiguez aprovechó para, con una carrera desde la divisoria, colocar el 10-7 gracias a la marca bajo palos que facilitó la transformación de Ángel López. El VRAC, lejos de venirse abajo, ambicionó ampliar la mínima diferencia y lo consiguió: Pita aguantó hasta el límite para encontrar la diagonal desde el ala de Fede Castiglioni y el 17-7 subió al electrónico de Pepe Rojo tras la ratificación de Gareth Griffiths, que en los diez minutos siguiente sumaría otros seis puntos fruto de dos golpes pasados (23-7).

Como detalle, la primera melé del partido no llegó hasta el minuto 32 de la primera parte. El dominio territorial y del oval era quesero, con un Axtens afinado y un Entrepinares convencido de que el juego colectivo le daría la victoria. Una amarilla a Kalo Gavidi dejó en inferioridad al VRAC en los últimos minutos del primer tiempo y Alcobendas, que hacía daño cuando se acercaba, sacó rédito con un ensayo de Facundo Munilla segundos antes del descanso (23-14).

El partido siguió por los mismos derroteros tras la reanudación. El VRAC, desatado; Alcobendas, grogui. Y John Wessel Bell en la misma línea, diferencial y aprovechando el buen partido del resto de jugadores queseros. El sudafricano anotó su segundo ensayo en el 47 y el tercero, que dejaba encarrilado el partido y garantizaba el bonus, en el minuto 53 tras cazar al vuelo una patada perfecta. El Quesos pasó a conservar el fantástico resultado y se exigió defensivamente frente a un Alcobendas superado en todas las facetas. El equipo de Diego Merino se gustaba y desplegaba un rugby pocas veces visto esta temporada. Lo reflejó en el quinto ensayo, del canterano Pablo Alcalde. Una jugada espectacular que selló un hombre de la casa. Como el sexto y último, de Álvaro Abril.

Artículos similares

Valladolid Semana Santa