El primer derbi se lo lleva a domicilio el VRAC (14-16)

Comentarios desactivados en El primer derbi se lo lleva a domicilio el VRAC (14-16) 6

Foto: JL Useros

Hay muchas cosas que pueden condicionar un encuentro de la máxima categoría, pero si hacer un segundo tiempo en el que dejas que el gran juego desplegado durante los primeros 40 minutos se vea eclipsado, lo más probable es que acabe por ocurrir lo que se ha vivido esta mañana en los campos de Pepe Rojo.

Y es que SilverStorm El Salvador realizó en el primer capítulo de este encuentro frente a VRAC Quesos Entrepinares un rugby de un nivel difícilmente igualable en la División de Honor, con circulación de balón buena y efectiva, transiciones eléctricas y, sobre todo, una defensa de enorme nivel que, además de impedir la llegada de los rivales a la zona de marca, provocó innumerables golpes de castigo por parte de los azulones.

El partido comenzaba con una enorme tensión por parte de los dos equipos, especialmente con un SilverStorm El Salvador dispuesto a dar lo mejor de sí ante un Pepe Rojo lleno hasta la bandera. Pero la primera noticia no era nada buena para los intereses colegiales, puesto que Gabi Fernández se tenía que retirar en el minuto 6 con una lesión que parece importante. Desde aquí deseamos una pronta y satisfactoria recuperación a nuestro canterano.

Quizá espoleados por la ausencia de Gabi, los jugadores de SilverStorm El Salvador engranaron una marcha más en los siguientes minutos del encuentro. En el minuto 20 uno de los numerosos ataques de la delantera colegial acababa en un maul sobre la línea de marca que Gonzalo Núñez acababa transformando en ensayo, que con los dos extra de Graaff suponía el 7-0.

Se acercaría el VRAC Quesos Entrepinares 7 minutos más tarde, con un golpe de castigo pasado por Gareth Griffiths, aunque no suponía una merma en el rendimiento chamizo, que seguía siendo de gran nivel. En una jugada anterior a este golpe se lesionaba el segunda de VRAC JacobusHorn, al que también deseamos una recuperación tan pronta como satisfactoria.

Sólo pasaron 3 minutos hasta que SilverStorm El Salvador volvía a dominar el encuentro por completo. Y lo hacía una vez más gracias a una gran línea de tres cuartos, en la que la progresión de Christian Rust contra viento y marea acababa en ensayo, que con los dos extra de su compatriota Graaff suponían un cómodo, por entonces, 14-3 para SilverStorm El Salvador con el que se llegaría al descanso.

Algo ocurrió en vestuarios, porque la cara de ambos conjuntos cambió por completo. SilverStorm El Salvador salió con muchos nervios, cometiendo imprecisiones y abandonando el juego dominador del primer tiempo. Una buena muestra de ello fue el ensayo de VRAC Quesos Entrepinares en el minuto 46, obra de Álvar Gimeno, que aprovechaba una serie de hasta tres errores en cadena para enfilar solo la zona de marca. Los dos extra de Griffiths apretaron el marcador hasta el 14-10.

Un marcador que se ajustaba aún más en el minuto 55, cuando una indisciplina colegial era aprovechada por el apertura inglés -hoy en labores de primer centro- del conjunto visitante para poner el 14-13 en el marcador, y dejar el partido y a los aficionados al borde del infarto en numerosas ocasiones.

En el tiempo restante el equipo blanquinegro dispuso de hasta dos ocasiones para haber ampliado su renta, con el prácticamente infalible Hansie Graaff, pero el apertura sudafricano de SilverStorm El Salvador no consiguió acertar con los palos en la primera de ellas, cuando aún restaban cerca de 20 minutos para el final.

Sí lo haría cuando el pitido final del sr. Montoya se acercaba el zaguero de VRAC Quesos Entrepinares Tomás Carrió, que en el minuto 78 culminaba un buen ataque de su equipo con un drop desde fuera de la 22 que ponía en una ventaja que acabaría siendo definitiva a su equipo, con el 14-16 que lucía en el electrónico de Pepe Rojo.

La última oportunidad llegaría con el tiempo cumplido, tras sacar SilverStorm El Salvador esa garra que caracteriza al equipo colegial, una vez que el juego durante el segundo tiempo había carecido de la brillantez deseada. Pero no pudo ser, y la lejana patada de Hansie Graaff se marchaba desviada, cayendo la victoria en este derbi del lado hoy visitante de VRAC Quesos Entrepinares por 14-16.

“Hemos perdido un partido que en la primera parte teníamos controlado, en el que hemos hecho el rugby que queremos hacer, y en la segunda no nos hemos comportado como un equipo. Ha habido un cúmulo de errores, uno tras otro, que les ha permitido meterse en el partido, sin sentirnos cómodos, una situación en la que el VRAC tenía las de ganar”, fueron las declaraciones de Juan Carlos Pérez en la rueda de prensa posterior al partido.

Fuente: Prensa El Salvador

Artículos similares