Carramimbre CBC Valladolid – Melilla Baloncesto (95-70)

Comentarios desactivados en Carramimbre CBC Valladolid – Melilla Baloncesto (95-70) 43

La defensa en zona planteada por los pupilos de Alcoba se deshacía ante las rápidas transiciones de Alvarado y compañía. El propio base canario abría la veda con un lanzamiento desde el 6´75 al que seguía Reyes con otro triple libre de marca. La defensa de Kok sobre Fran Guerra sellaba el aro en defensa y en ataque Gantt se sumaba a la fiesta. Una auténtica exhibición, quizá la mejor vista en Pisuerga esta temporada (31-13).

Alcoba cambió su quinteto titular y planteó una defensa individual para cambiar la dinámica del encuentro pero hoy salía todo. El Carramimbre CBC Valladolid estaba pletórico y sus porcentajes de acierto eran insostenibles para un Melilla que se encomendaba a la figura de Fran Guerra para mantenerse a flote en el envite. En el momento en el que el canario cometió su tercera falta personal, a falta de ocho minutos para el descanso, se acabó el partido para Meilla a pesar de los arrojos de orgullo de Duran y Almazán. La primera parte fue, por la magnitud del rival y la calidad del esfuerzo efectuado, un recital que se cerró con un 55-29 favorable a las ardillas, disparadas por los destellos de un Chatman imparable (13 puntos).

• Exhibición coral para seguir sumando hacia los playoffs

Un 0-7 de inicio en apenas un minuto favorable a Melilla amagaba como un peligroso conato de remontada pero con tranquilidad las ardillas se pusieron manos a la obra y con tres triples consecutivos de Óscar Alvarado, Álex Reyes y Sergio de la Fuente lograron amainar el chaparrón. Almazán y sobre todo Edu Duran fueron el faro en medio de la tempestad para los de Alejandro Alcoba que poco a poco iban reduciendo diferencias. El acierto de la primera mitad fue disminuyendo y algunas pérdidas obligaron a las ardillas a mantener la concentración sin poder relajarse ante el empuje del cuadro melillense.

El intercambio de canastas, no obstante, era favorable para los intereses de unos marineros de Paco García que recuperaron su buena mano e incluso acabaron ganando el cuarto merced a los ocho puntos de Óscar Alvarado en este período. Una antideportiva sobre Djuran al intentar frenar un contraataque terminó por certificar la pesca de un pez gordo como este Melilla Baloncesto (81-49, min. 30). Las ardillas veían el aro como un océano y empezaban el último compás camino de los cien puntos.

Unos últimos minutos que le sirvieron al Melilla Baloncesto para demostrar que son un equipo con un potencial top en esta LEB Oro. A base de garra y aprovechando que las ardillas habían quitado el pie del acelerador, los visitantes dieron la cara con Kapelan y Javi Lucas como estandartes. El resultado final, 95-70, fue una clara muestra del potencial de un conjunto que quiere y puede estar en la lucha por el ascenso a la ACB.

Pisuerga era una fiesta, el Carramimbre navegaba con soltura hacía los PlayOffs y las olas se sucedían en la grada. Ambiente de lujo para terminar una semana fantástica con tres victorias seguidas y una meta cada vez más cercana en el rumbo de la nave carmesí: la postemporada. A pleno rendimiento, el equipo de Paco García cierra la jornada en novena posición con un triunfo de ventaja y el average sobre su inmediato perseguidor, el Araberri. El horizonte cada vez más despejado para las ardillas.

Artículos similares

Valladolid Semana Santa